martes, 26 de abril de 2016

El 26 de abril de 1937 Guernika quedó convertida en símbolo de la memoria del horror. Un ataque aéreo cuyo único objetivo era la población civil por parte de la Legión Cóndor y la Aviación Legionaria italiana, a las órdenes de Franco

"Ante Dios y ante la Historia que a todos nos ha de juzgar, afirmo que durante tres horas y media los aviones alemanes bombardearon con saña desconocida la población civil indefensa de la histórica villa de Gernika reduciéndola a cenizas, persiguiendo con el fuego de ametralladora a mujeres y niños, que han perecido en gran número, huyendo los demás alocados por el terror". (José Antonio Agirre. Presidente del Gobierno de Euzkadi)
El 26 de abril de 1937 Guernika quedó convertida en símbolo de la memoria del horror. Un ataque aéreo cuyo único objetivo era la población civil por parte de la Legión Cóndor y la Aviación Legionaria italiana, a las órdenes de Franco, dejaron la ciudad asolada, y un número considerable de víctimas. Fueron tres horas de bombas y ametrallamientos en vuelos rasantes, un atroz ataque, perpetrado en día de mercado, que más tarde fue objeto de una terrible campaña de manipulación.
Cuatro días después, mientras las tropas franquistas ocupaban Guernica, Wolfram von Richthofen apuntaba en su diario de guerra: “Guernica, ciudad de 5.000 habitantes, prácticamente arrasada. Cuando llegaron los primeros Junkers ya había humo por todas partes, nadie era capaz de distinguir los objetivos carretera, puente, arrabal. Habitantes en gran parte fuera de la ciudad por una fiesta, la mayor parte del resto la abandonó ya al principio. Una pequeña parte murió en refugios por los impactos. Todavía visibles los agujeros que las bombas han dejado en las calles. Simplemente fantástico”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada